Feminismo de closet y otras verdades.

“No soy feminista, pero… “ es la manera en que he visto que comienzan la mayoría de los comentarios con ideología feminista, sobre todo en redes sociales. Otras variaciones son en las que la gente específica que quiere igualdad, no feminismo. En fin, he notado que últimamente la gente más feminista es aquella que quiere dejar en claro que no lo es antes de comentar.

La palabra Feminismo se ha vuelto casi un tabú, y ha sido repudiada y difamada desde el instante en que surgió el movimiento. Es un error común dar por hecho que el feminismo trata de superioridad, que es el contrario al machismo. Escuchan “feminista” y se imaginan todo tipo de estereotipos, una especie de mujeres amazonas lesbianas que buscan dominación total sobre los hombres. Lo cual es una definición perfecta para la gente paranoica y los “Men Rights Activists“. (Los activistas de los derechos de los hombres)

¿Crees que los seres humanos deberían tener las mismas oportunidades? ¿Crees que las mujeres cuentan como seres humanos? Si tu respuesta a estas pregutnas es sí, ¡Felicidades! tienes opiniones feministas. Es más, las probabilidades son que TU seas feminista.

La verdad es que el feminismo fue, es y siempre ha sido la búsqueda de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Eso es todo. No quitarles los derechos que ya tienen, no ser superiores, no crear una dominación mundial. La premisa que ofende tanto a la gente es que se trate a las mujeres como seres humanos. ¡Lo sé! Impactante.

Pero, eso no suena tan mal.Las feministas son odia-hombres enojadas ¿no? Yo las he visto enojarse por cosas. ¿no?

Feminismo radical.

Una discusión usual que he escuchado en contra del feminismo es que “está muy bien que unas digan que buscan la igualdad, pero la mayoría son viejas enojadas que odian a los hombres.” Es muy curioso porque de cierta manera parece que los estereotipos son tan grandes que eclipsan la realidad.

Se identifican a todas las feministas con la “radicalidad” , “feminazi“, aunque la realidad es que yo nunca he conocido a alguien que odie así a los hombres y que quiera crear un campo de concentración con ellos, no en la vida real.

De hecho, todas las personas feministas que conozco, y de las que he leído en la historia y en otros países actuales también, son personas que abogan por la igualdad, y por detener la violencia, además lo más radical en ellas es que en muchas ocasiones tienen que luchar contra más adversidad y con voz más fuerte para ser oídas.

Y digo “personas feministas” porque otro concepto erróneo común es que sólo las mujeres pueden ser feministas, así como que sólo los hombres pueden ser machistas. Falso.

Sin embargo, hay muchas ideas feministas que pueden chocar contra los intereses y pensamientos  de mucha gente, como con cualquier movimiento político,cultura y económico. Pero es curioso como éste en específico puede ofender muy personalmente a gente, como si todo hubiera sido pensado sólo para molestarte a ti, individuo.

Un ejemplo de esto fue el hashtag #YesAllWomen (#SiTodasLasMujeres ) que causó revuelo en Twitter luego de que por medio de él, mujeres de todo el mundo hablaran de situaciones de violencia de género que habían vivido y con la que todas las mujeres podían identificarse sin importar de donde fueran, como respuesta a la masacre que sucedió en una universidad de California.

La respuesta fue #NotAllMen en la que algunos hombres refutaban las situaciones con un “sí, pero no todos son así”  quitando la importancia a las situaciones descritas como si por el hecho de que exista alguien que no es así, se eliminen los que sí son. De nuevo el foco del problema se vuelve personal.

Muchas de estas situaciones que aun hoy en día surgen, rectifican la realidad y la necesidad de que exista el feminismo. No, no podemos llamar “humanismo” al movimiento, porque ese es otro movimiento con otro significado, porque el feminismo nació en bases de la igualdad, y porque una palabra tenga una connotación femenina, no la hace mala o perversa.

Hay muchas personas que tratan de explicar todo esto de lo que hablé, una de ellas es la YouTuber Laci Green, con su canal sobre educación sexual, toca también puntos feministas. Y en sus palabras, es tiempo de que dejemos de decir “No soy feminista, pero…” y hablemos tan sólo de los “peros” que nos afectan a todos y todas.

Anuncios

2 comentarios en “Feminismo de closet y otras verdades.

  1. frikifecto dijo:

    En primer lugar, ¿por qué usar la palabra feminismo en vez de “igualdad”? Esa palabra es sexista porque da a entender que son las mujeres las únicas que han de ser escuchadas para resolver el problema mientras que los hombres son intrínsecamente parte de él, una idea bastante desigualitaria e injusta, porque de hecho los hombres también se ven perjudicados por la sociedad machista, que les obliga a asumir unos roles y comportamientos determinados porque de no hacerlo serán considerados poco masculinos.

    • Peggy dijo:

      Se llama feminismo porque las mujeres son quienes han sido oprimidas sistemáticamente por siglos y no se puede lograr igualdad sin aceptar y recalcar eso. Si, el feminismo lucha por qué los hombres no sufran por el patriarcado como mencionas, pero no es el enfoque principal, y el hecho de que inmediatamente los hombres digan “pero y yo que” es prueba de que siempre todo tiene que girar a su alrededor. Por una vez, no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s