Everyday Sexism: el proyecto que evidenció la brecha de género

Everyday Sexism, the project, fue empezado por Laura Bates en una página de interter muy modesta y continúa creciendo hoy en día. La página original sigue siendo igual de modesta, pero el proyecto se ha extendido tanto, que se ha convertido en un proyecto bastante conocido en internet a nivel mundial. Pero ya estoy hablando demasiado y todavía no les cuento de qué se trata el proyecto que inició Laura Bates. Así que vayamos por partes, como diría Jack el Destripador.

everyday sexism projectEveryday Sexism nace por la necesidad de demostrar que sí, la brecha de género aún existe y la discriminación también, incluso en países de primer mundo (como el Reino Unido, de donde es originaria Laura Bates). Al día de hoy, se ha extendido por otros países (como México, por ejemplo) y se ha convertido en una colección de testimonios de personas que sufren sexismo. Haciendo una visita rápida por la página la mayoría de los testimonios son de mujeres, quienes suelen verse más afectadas por este tipo de discriminación, pero también de hombres que, en otra medida y de maneras distintas, también sufren por los estereotipos de los roles de género (los hombres no lloran, los hombres no suelen cuidar a sus hijos o tomar permisos de paternidad y sí, increíblemente, los hombres víctimas de abuso sexual no son un mito). Las historias que se cuentan en la página son de todo tipo: desde violencia sexual hasta simples comentarios aislados que se oyen día a día (“¿cuándo vas a tener hijos?“, “las mujeres deben mantener felices a sus maridos”, “una mujer que no sabe cocinar no es mujer”, “se lo buscó, ¿viste como estaba vestida?”).  De este proyecto, nació un libro.

everyday sexism portada

Yo me encontré con Everyday Sexism de pura casualidad. Al parecer, como tengo “El segundo sexo” en mi lista de libros por leer en Goodreads y había leído We should all be feminists, de la escritoria africana Chimamanda Ngozi Adichie, a Goodreads le pareció que era muy buena idea recomendarme este libro. Como soy, el título obviamente me llamó la atención y acabé buscando sinopsis, autor, de dónde había salido y toda la información que pude conseguir. Así que lo leí.

En sí, Everyday Sexism es una autopalmadita en la espalda que se está dando el proyecto y que se está dando Laura Bates, pero también es una forma interesante de compilar distintas anéctodas recopiladas en el proyecto y evidenciar que muchas veces los patrones de discriminación o violencia son parecidos (o casi iguales) aunque las experiencias son distintas. El libro, sin embargo, pese a que habla de un proyecto global, no se siente como uno. La mayoría de los testimonios vienen de Inglaterra o el resto del Reino Unido, Estados Unidos, Australia… Me encontré uno de una mexicana, pero fue de pura casualidad. Laura Bates sí habla sobre la interseccionalidad del feminismo e incluso le dedica un capítulo entero: Double Discrimination. Pero realmente no ofrece demasiada variedad en los testimonios que selecciona en muchos de los capítulos y ella, desde su punto de vista, tampoco ofrece demasiado.

Pareciera que me quejo por quejar, pero juro que no. Si dices que tu proyecto es algo que se ha convertido en algo global (aunque, en este caso, siempre restringido a personas con acceso a Internet), muéstramelo. Porque yo, por ejemplo, no había oído hablar realmente de él en medios que no sean en inglés.

Laura bates

Laura Bates

Ahora bien, el libro no es malo. Es, de hecho, perfecto para estampárselo en la cara a aquellos que dicen que el feminismo no es necesario ya porque, obviamente, hombres y mujeres ya son iguales. Ya lo dijo Caitlin Moran: parece que no hay mejor época para ser mujer, no queman a nadie por bruja, puedes votar, trabajar, estudiar lo que te apetezca… al menos en algunos países. Sin embargo, en todo ese ámbito de libertad, sigue existiendo la discriminación de género. Que alce la mano quien haya oído que una mujer se merecía ser víctima de violencia por cómo vestía, por floja, porque no atendía a su marido. O si no, quien haya oído que “x carrera” es sólo carrera de mujeres. O que las mujeres sólo van a la universidad a conseguir marido. O que una mujer que sigue soltera después de los 35 es una solterona. O que los hombres no deben llorar. O que… Creo que se entiende el punto. Hoy, ejemplos hay muchos. Aunque no los hayas visto todos o los hayas vivido, apuesto un dedo a que al menos, has presenciado algo así.

Eso es lo que Laura Bates hace bien: evidenciar que, por mucha igualdad ante la ley y muchas oportunidades, hay muchas personas que aún sufren discriminación por el simple hecho de ser mujeres. Habla de los hombres, también, pero creo que comete el error de minimizarlo demasiado o descartarlo como un problema real demasiado rápido. Tiene razón en algo: las colaboraciones en el proyecto que provienen de hombres son mucho menos y cuentan otro tipo de experiencias totalmente diferentes en la gran mayoría de los casos (que, por supuesto, hay excepciones); la discriminación está allí, pero no parecen sufrirla de la misma manera, ni en las mismas circunstancias. Sin embargo, no sé si es por el tono del capítulo, que siento que se le restó importancia. Y para mí, que vengo de un país en que he visto a muchas mujeres criar machos, es algo sumamente importante.

En fin, ya saben, cuando alguien les diga que el feminismo ya no sirve para nada porque hombres y mujeres somos iguales ante la ley y las mujeres son libres de ejercer la profesión que quieran, de ejercer su sexualidad como les parezca y, en algunos lugares, incluso existe la posibilidad de abortar, siempre pueden darle este libro. El sexismo está allí. Nunca se ha ido.

laura bates 2

Anuncios

Un comentario en “Everyday Sexism: el proyecto que evidenció la brecha de género

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s