Pink: contra la cultura de la violación en la India

Nunca antes al ver una película me había enojado tanto y, al mismo tiempo, me había gustado tanto. Pink me puso furiosa por momentos, pero no es su culpa, es que retrata perfectamente la cultura de la violación no sólo en la India, sino en el mundo. Pero creo que mi enojo fue por causas mucho más personales. Muchísimo. Estando en la India discutí mucho por el echo de que querían proteger a las mujeres sin educar a los hombres y, a pesar de decir que las protegían, seguían culpabilizándolas si algo les pasaba. Como decir que ellos ya habían hecho su trabajo, que si algo les pasaba estaba en ellas. La dichosa protección significaba toques de queda que impedían que las mujeres pudieran hacer uso del espacio público cuando ellas ni siquiera tenían la culpa (y el problema eran los hombres, ¿no podían encerrarlos a ellos?), significaba tener un vagón de mujeres en el metro y vigilar estrictamente que ningún hombre se subiera. Y, ante todo, decir que las mujeres decentes no bebían alcohol, ni salían tarde, ni iban a fiestas, ni vivían con hombres.

(Hice todas las cosas de arriba y me deleitaba en el enojo de los hombres que no pudieron ganarme una sola discusión).

Entonces volvamos a la película: oí las muchas de las frases que les dijeron a las protagonistas, casi, dichas con el mismo sentido, el mismo tono de paternalismo que me hace querer ponerme a gritar y pegar puñetazos. Era como estar de regreso en esa parte de la India que no me gusta, a pesar de que siempre tuve el privilegio de que, al ser extranjera, me dieran por mi lado después de un rato. Si me preguntan, volvería corriendo mañana a la India y me quedaría allí hasta que aguante. Pero no a esa parte de la India que culpabiliza a las mujeres si las violan o las intentan violar; esa, si estuviera en mi poder, sólo la eliminaría. No quiero volver a esa parte de la India o donde, a los ojos de los hombres, o se es virgen o se es puta, y ninguna es buena al final de todo. Pero volvería a la India. Sin dudarlo.

pink2

Dejando de lado mis sentimientos encontrados con el país, vamos a la película. Empieza con una conversación que oímos, sin ver. Parece un grupo de amigos charlando en una noche de fiesta, cenando, bebiendo. Todo parece ir bien. Y después, se quita la pantalla negra y vemos a tres chicas con cara preocupada en un taxi de regreso a casa, al mismo tiempo que dos chicos van de urgencia al hospital con un tercero que tiene una severa herida en la cara. Y, por lo que van diciendo los personajes, podemos ir adivinando que pasó. Minal Arora golpeó a un chico en la cara con una botella de vidrio, Rajveer Singh, cuando este intentó violarla, después de que ella declarara, tajantemente: NO.

Pero bueno, vivimos en una sociedad donde aseguran que si una dama dice no quiere decir quizá, si una dama dice quizá quiere decir sí y si una dama dice que sí, no es una dama. Puedo entender que crean que la chica es culpable de algo, porque le reventó la botella en la cara y estamos en esos tiempos oscuros donde la gente asegura que la violencia no se acaba con violencia como si eso significara algo. Pero ella dijo no, ¿recuerdan? Y él intentó forzarla y la única manera de defenderse era agarrar esa botella que pudo alcanzar con la mano y reventársela en la cara al pendejo. Fin del asunto. Muerto el perro, se acabó la rabia… ¿o no?

Bueno, pues no. Minal y sus amigas, una de las cuales también sufrió acoso sexual, eligen no ir a la policía por puro miedo. Y aquí me podrían decir ustedes que por qué, si era lo mejor que podían hacer, que que esperaban si no denuncian. Bueno… es que el sistema no funciona a su favor. El sistema, en la India y en México, que son los casos de los que puedo hablar, a pesar de tener leyes que en la teoría protegen a las mujeres, no funciona en su favor. Las culpabiliza, las victimiza y, en general, no las ayuda en nada. Entonces ahí empieza la cosa.

pink3

Con unos chicos muy cabreados queriendo cobrarse venganza porque los pobrecitos no pudieron violar a estas chicas porque ellas no se dejaron. Yo me meto en la película y les parto la crisma a los jodidos estúpidos pendejos hijos de su chingada puta madre. Ay, perdón. Es que no me puedo expresar mejor de esos desgraciados que amenazan por teléfono, secuestran a una chica y la tocan sin su consentimiento y, cuando la chica muy enojaba va y los denuncia, deciden que la van a acusar de intento de asesinato y prostitución porque les salió de sus jodidos huevos.

pink4

Gracias a dios las chicas encuentran un abogado dispuesto a ayudarlo y, aunque no le voy a aplaudir por estar dispuesto a salvarlas, porque eso es sólo ser un ser un ser humano decente, en un país donde la palabra de una mujer vale para pura caca si es contra la palabra de un hombre, su ayuda se aprecia. (Ya sé que parece que odio a la India, pero no, la amo… y a veces también la odio). Y la película critica toda la cultura de la violación, se mete con todo y lo deja hecho pedazos, remarca que no es no, que si una mujer bebe o sale de fiesta o es amigable, los pobres hombres creen que tienen derecho a tener sexo con ella. Así que, evidentemente, me encantó la película. No quiero contarles más, porque creo que es necesario que ustedes la vean y ustedes mismos se enojen. Véanla. Y si por si acaso todavía no entienden que No es No, les recomiendo que lo entiendan (porque si no lo entienden, de pendejos no los voy a bajar).

Pink es una película increíble, contra la cultura de la violación en la India y que, en ciertos momentos, me hace tener un poco de esperanza en que no todos los seres humanos apestan.

Anuncios

Un comentario en “Pink: contra la cultura de la violación en la India

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s