Libros que te dan puñetazos en la cara: Bad Feminist

Franz Kafka decía que un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que está dentro de nosotros. No sé si esa es la cita exacta, porque hay miles de versiones revoloteando en todo internet, pero nunca una frase le había quedado tan bien a un libro como este. Leí Bad Feminist por curiosidad, porque el tema del feminismo me interesa demasiado, quiero saber qué opinan los demás, que temas se están tratando en qué partes del mundo. Quizá, mejor dicho, es que mi curiosidad no tiene límites y que quiero aprender un poco más cada día sobre todo lo que me interesa. Este fue un libro que, desde el título, llama la atención, ¿quién se atrevería a llamarse “mala feminista” ahora y usaría ese título con orgullo? Por supuesto, Roxane Gay, que alude al hecho de que hoy en día hay gente que pretende que exista una sola manera (correcta) de ser feminista y se tiende a ignorar la pluralidad de un movimiento que no puede ser igual en todas las partes del mundo.

Además, estamos olvidando que no todo es perfecto en el movimiento feminista. Creo que es, y será siempre, un movimiento que tiene que renovarse constantemente, reconocer la pluralidad de opiniones y que tiene mil y un defectos. Roxane Gay lo atribuye precisamente a que es un movimiento liderado por la gente y la gente tiene defectos. No podemos escapar de ellos y no podemos conferirle un aura de perfección a algo que sin duda no la tiene. Bad Feminist es una colección de ensayos de todo tipo sobre la visión de Roxane Gay de su “mal feminismo”, sus opiniones y lo temas que cree que debería abordar el feminismo. Es uno de esos libros que te dan puñetazos en la cara y te obligan a pensar, a analizar las ideas con las que te está bombardeando (por que es, también, un libro que no te da un descanso).

cover bad feminist

Creo que cualquiera que esté de acuerdo con todo lo que está escrito en este libro, que no sienta que tiene otra opinión, que haya adoptado todo lo que dice Roxane Gay simplemente porque le pareció bien, necesita darle una releída seria. No porque las opiniones de Gay no sean válidas, sino porque creo que formarse una opinión en todos los temas que se tratan en el libro toma un poco de análisis y de perspectiva. Nadie en el mundo tiene la misma perspectiva que otra persona, porque no se tienen nunca las mismas experiencias.

Ahora sí, pasando al tema del libro: Bad Feminist es un libro de ensayos muy diferentes unos de otros que está estructurado por temas distintos, buscando un cierto orden. No siempre lo logra, pues hay ensayos que no encajan realmente en ninguna parte o que no tienen un objetivo claro, aún después de leerlos un par veces. Sin embargo, se nota el trabajo y la selección y toca temas bastante espinosos que hoy se usan demasiado a la ligera y sin suficiente análisis.

Bad Feminist es un libro que te recuerda que, de una manera u otra, casi todo el mundo tiene algunos privilegios, pero que no sirve de nada acusar a la gente de tenerlos, primero, porque toda la gente reacciona a la ofensiva (más aún cuando los privilegios que suelen tener son cosas que ellos no eligieron) y realmente no solucionamos nada de jugando al juego de inocente/culpable. Sin embargo, una mujer en no tendrá las mismas experiencias que un hombre en un mundo en el que la brecha de género sigue siendo evidente, e incluso entre las mujeres, no será lo mismo que experimente una mujer de clase media en estados unidos que una mujer en un país musulman. Hay miles de ejemplos y Roxane Gay deja claro que de nada sirve jugar el juego de “¿quién tiene más privilegios?” o “¿quién está más oprimido?”. Llega incluso a calificarlo como masturbación mental; pero lo que sí deja muy claro es que todo el mundo debería conocer sus privilegios, darse cuenta que existen, tomarlos en cuenta a la hora de emitir una opinión. Porque si hay algo claro es que si tienes acceso a ese libro, tienes alguna clase de privilegio, sabes leer, estás quizá un paso adelante que otras personas y reconocer que se tiene una ventaja sobre alguien más, sobre todo cuando es una ventaja que no pedimos, es algo complicado.

You don’t necessarily have to do anything once you acknowledge your privilege. You don’t have to apologize for it. You need to understand the extent of your privilege, the consequences of your privilege, and remain aware that people who are different from you move through and experience the world in ways you might never know anything about

No necesariamente tienes que hacer algo una vez que aceptas tu privilegio. No necesitas disculparte por él. Tienes que entender la extensión de tu privilegio, las consecuencias de tu privilegio y recordar que hay personas diferentes a cómo tú te mueves y experimentas el mundo, en formas que quizá tú no conozcas nunca.

roxane gay

Roxane Gay

Roxane Gay habla de una manera bastante segura de la cultura de la violación, rape culture, donde las bromas, quizá insensibles, sobre violaciones, siguen dando gracia y la culpa siempre acaba recayendo sobre la víctima y no sobre quien perpetró el crimen. Habla sobre el lenguaje que se usa y el eco que se hacen los medios, siempre tan importantes, de casos cómo estos. Toma un ejemplo en el que se escribió un reportaje hablando del “pobre pueblo” donde había ocurrido la tragedia y los “pobres chicos” que nunca podrían volver por allí porque sus vidas habían cambiado para siempre, ignorando a la víctima y convirtiendo su tragedia en la tragedia de sus violadores.

Y finalmente, para no hacer el cuento largo y porque en una entrada no puedo abarcar de todo lo que habla el libro y que creo que tienen que descubrir ustedes mismos, Roxane Gay le dedica más de tres o cuatro ensayos a la representación en los medios. Libros, televisión, películas, qué le gustaría qué existiera y por qué la representación es importante. Te dice por qué no le gusta The help, película aclamada mundialmente, que ganó varios Óscares; se pregunta por qué no se pueden contar más historias sobre los negros afroamericanos que no estén ligadas al esclavismo  o a la segregación en el sur. Habla de como, a pesar de que Orange is the new black, la serie estrella de Netflix, hace un esfuerzo considerable, pero que aún así no sale de algunos clichés o estereotipos sin ofrecer variedad realmente. Habla de cómo la variedad es necesaria, como no hay un sólo ejemplo de mujer, un sólo ejemplo de mujer latina, un sólo ejemplo de mujer negra y de por qué esa variedad debería ser también retratada en los medios.

Así que sí, le recomiendo este libro a casi todo el mundo. Es de esos libros que pueden pegarte un par de puñetazos, hacerte pensar. Es imposible compartir todas las opiniones de Roxane Gay (yo, por lo menos, estoy convencida de que el mundo de Suzanne Collins en Los juegos del hambre no es muy complejo, al contrario que Gay, detesto el color rosa y creo que encontrar una moral correcta en el tema del aborto, aun cuando soy pro elección, es un tema muy espinoso), pero sí hay cosas interesantes, temas que se deberían tratar en todo el mundo, no sólo en Estados Unidos y por supuesto, absoluta honestidad: Gay no está intentando ser un ejemplo para nadie.

Anuncios

4 comentarios en “Libros que te dan puñetazos en la cara: Bad Feminist

  1. Viviana Gutiérrez dijo:

    He estado leyendo de este libro y ya quiero leerlo completo!!.
    Sabes como se puede conseguir en un país latinoamericano, específicamente en Colombia, no se como buscarlo.
    Cualquier información que puedas compartirme será mas que bienvenida!! y te estaré por demás super agradecida!

    Increíble tu reseña por cierto!
    Viviana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s